Edgar Corona ESCRITO POR  Edgar Corona Sep 18, 2014 - 50 Visitas

Dios salve a la reina, los himnos de la nostalgia

Los albores de la década de los noventa marcaron el final de Queen como una de las principales agrupaciones de rock de estadio, o arena rock, pero también abrieron una importante ruta hacia la leyenda que conocemos. Con Freddie Mercury al frente, siempre cobijado por esa energía escénica y su carisma, Queen supo entender el valor de las presentaciones en directo, de crear momentos que tienen trascendencia por su emotividad y teatralidad, algo que aprovecha God Save the Queen como una banda de diseño.     

      Porque God Save the Queen es una agrupación argentina que rinde tributo al grupo de rock que lideró Freddie Mercury.  Esa banda representa el anhelo por rescatar el pasado, pero también, sobre todo, significa el modelo perfecto que apuesta por la repetición de determinados momentos.

      Formado el año de 1998, en la ciudad de Rosario, el cuarteto God Save the Queen reproduce no sólo los temas más exitosos de Queen, sino que en el escenario y de una forma casi teatral, personifica las actitudes y el comportamiento de cada uno de los integrantes de la legendaria agrupación.

      Concebido como una especie de revival, el próximo 21 de septiembre God Save the Queen ofrecerá en el Teatro Diana una presentación. Ese concierto seguramente irá más allá de las interpretaciones musicales, para  llevarnos por la inevitable nostalgia. Porque en escena, Pablo Padín, Francisco Calgaro, Matías Albornoz y Ezequiel Tibaldo, recrean lo pasajes más recordados que formaron la historia del famoso grupo británico.  



God Save the Queen demuestra que atravesamos una época en donde revivir el pasado se ha convertido en una obsesión constante: como si fuese una especie de culto mágico, por aquello que nos transporta hacia determinados recuerdos o experiencias; esa testaruda regresión tiene su principal fundamento en la aspiración de repetir algún hecho o suceso, en este caso, llevarnos por la ilusión de “estar en un concierto de Queen”.  

      La senda hacia el mito, hacia la leyenda que es Queen, tiene distintos rasgos que hicieron de ese grupo inglés no sólo uno de los más populares en los últimos decenios, sino uno de los ejemplos más claros de la nostalgia que desde hace tiempo arrastra la música. De muchas maneras, las canciones de la banda se han transformado en verdaderos himnos que escuchamos prácticamente en casi todas partes y que, además, producen ese inevitable revival.

      En esa dirección, la de reproducir un hecho, que en este caso es un concierto, encontramos que God Save the Queen posee diversos testimonios, documentos musicales y videos, para nutrir su concepto de recreación; por supuesto que con sus limitantes.

      El más reciente de esos testimonios es Live at the Rainbow ´74, álbum editado hace apenas una semanas y que simboliza, digámoslo así, el último asalto de Queen; lo que vino a confirmar aún más esa idea de perpetuidad que tanto agrada a la industria del disco y, ciertamente, de la que obtienen muy buen provecho.



  El lanzamiento del material ocurrió en el aniversario de nacimiento de Freddie Mercury, 5 de septiembre. La carátula del disco, en una especie de homenaje, muestra exclusivamente al vocalista de Queen en un retrato que delinea una figura andrógina, lejos de como recordamos a Mercury en sus últimos días, sobrepuesta la leyenda: “Sold out”.

      Desde inicios del siglo XXI, se ha acentuado la atracción por el pasado reciente, situación que atestiguamos en el eterno revival de la década de los ochenta, convirtiéndose ese en uno de los terrenos más fértiles para distintas industrias culturales y de entretenimiento, que ven en esta tendencia un negocio redituable.

      De esta manera la industria de la música, la que por cierto se encuentra actualmente en un proceso de reordenamiento, en el rescate del pasado tiene un gran aliado. Las reediciones especiales, o box sets, de agrupaciones o solistas de distintos géneros, BeatlesRolling StonesPink FloydMichael Jackson y, claro, Queen, son una muestra del crecimiento de este fenómeno que, principalmente, “juega” con el fetiche, los recuerdos y las emociones.

      Queda claro que en la reedición discográfica, esa industria encontró no sólo una fórmula para intentar mantener segura su continuidad y ganancias económicas; en tiempos de crisis, los conciertos han significado una de las áreas mejor explotadas, en especial el renglón relacionado con los reencuentros y los homenajes, en este último es precisamente en donde se encuentra God Save the Queen.      

 

Simon Reynolds, uno de los periodistas y especialistas musicales más importantes del Reino Unido, en alusión directa a la nostalgia, ha dicho: “La nostalgia tiene mala prensa, pero puede ser creativa, e incluso subversiva. El hecho es que ciertos periodos de la vida de un individuo o de una cultura son más intensos, más excitantes… simplemente mejores que otros; el impulso de regresar a ellos puede ser en última instancia contraproducente, pero es perfectamente comprensible. Los movimientos impulsados por la nostalgia pueden funcionar como maneras de atravesar épocas estancadas, de mantener la fe hasta la próxima fase ‘up’”. Simon Reynolds es puntual: “El pasado puede usarse para criticar lo que falta en el presente”.

      God Save the Queen llega a esta ciudad, no únicamente para ofrecer una presentación en el Teatro Diana, sino también para decirnos que en la actualidad ya no se producen esas grandes agrupaciones que la industria de la música cobijaba con gran fervor. En estos días la música va y viene, es más efímera, una situación que no posibilita la creación de esos grandes éxitos, de esos himnos que distinguen a Queen.    

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). El código HTML no está permitido.

  • Twitter
  • Pinterest
  • Facebook
  • Instagram
  • Youtube
  • Google plus

contacto

  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
  • (33) 36158790
No memes
cache/resized/08021c0de548ecb36910d410b41fa830.jpg
Ay no memes A7
cache/resized/7ddbc90cedcbcde97c8b181d1507efe0.jpg
Ay no memes A7
cache/resized/e90abd5a6961e94d894ed262061c4989.jpg
Ay no memes A7
cache/resized/f68ccc91429c1d5d85fc51727d1f2e24.jpg
Ay no memes A7
cache/resized/b1766c270176b1953c5fedc4ca44c6ae.jpg
Ay no memes A7
Top