Sergio Ferrer ESCRITO POR  Sergio Ferrer Aug 06, 2014 - 74 Visitas

La montaña, Guerrero y el tema del suicidio

Desde Tlapa, Guerrero.

Era después del mediodía cuando, familiares, compañeras de estudios y de danza, caminaron al panteón San Diego para despedir a Diana, una joven de catorce años que un miércoles en su hogar se quitó la vida. El Interdiario de Tlapa publicó una foto de la joven tomada de su página de Facebook, la nota indica que una joven de Tomatepec, Olinalá, se encuentra grave luego de haber ingerido herbicida intentando quitarse la vida. 


Versiones apuntan que Diana, quien había regresado de un viaje a la Ciudad de México a donde acudió para comprar el vestido que usaría en su fiesta de XV años, discutió con su novio la noche que se suicidó. Al sepelio acudieron adolescentes consternadas que acompañaron a su amiga al panteón,  también había bandas de viento y arreglos florales en memoria de la joven que gustaba del jaripeo y era integrante de un grupo de danza folclórica. En la red social Facebook, amigas y amigos de la joven colocaron en el muro de su perfil mensajes de despedida.

El caso de Diana se agrega a una lista que incluye a jóvenes que han cometido suicidio en municipios como Olinalá, Tlalixtaquilla, Zapotitlán Tablas, Xalpatláhuac, Alcozauca. 

En las últimas semanas se ha registrado el  aumento de casos de lesiones autoinfligidas intencionalmente (suicidios),  en la Montaña; sin embargo, ni en esa región ni en el estado de Guerrero existen programas específicos de prevención para este problema de salud pública.

Otros ejemplos ocurridos en las últimas semanas serían los casos de Griselda, de 24 años y originaria de Xalpatláhuac, así como los de otras jóvenes.

A manera de muestra, y en respuesta a una solicitud de acceso a la información, la Jurisdicción Sanitaria 4 Montaña notificó que en enero de 2014 se tienen registro de tres casos de deceso por intoxicación con organofosforados: Verónica  de 16 años originaria de un poblado de Atlixtac, Josefa de 20 años de Temalacatzingo, Agustín de 58 años, de Tlapa.

Olinalá es el municipio que en el estado de Guerrero ocupa el primer lugar de casos de suicidio, personas de diversas comunidades se han quitado la vida ingiriendo herbicida tóxico, le siguen localidades de Xalpatláhuac. En otros municipios como Zapotitlán Tablas ocurren ahorcamientos y, en específico, en la comunidad La Luz de Juárez en Tlalixtaquilla  hay un antecedente de violencia autoinflingida en jóvenes que consumen drogas, y en una comunidad de Alcozauca han sido mujeres jóvenes o adolescentes quienes se han quitado la vida. 

La Secretaría de Salud estatal no cuenta con un programa de Suicidología, existen responsables de temas como prevención de la violencia, adicciones, etc., pero no hay en específico para el tema de suicidio.

La Jurisdicción 4 Montaña notificó que el sector salud no cuenta con registro alguno sobre suicidios, al ser un tema exclusivo del Ministerio Público estatal, además de que en estos casos los certificados de defunción aparecen bajo otros términos luego de los análisis médicos, es decir, las que aparecen son las secuelas.



Casi mil suicidios entre los 15 y 18 años

En México los suicidios se han convertido en un problema de salud pública, de acuerdo con las estadísticas de mortalidad ya que, según datos del INEGI, en 2011 se registraron 5 mil 718 suicidios en el país.

En un documento que resume las características socio demográficas en ese tipo de defunciones, el INEGI destaca que el suicidio en adolescentes y jóvenes es una realidad en el país, cada vez más latente y en aumento. Así, en 2011 se registraron 859 suicidios en adolescentes de 15 a 19 años, lo que representa una tasa de 7.7 muertes por cada 100 mil adolescentes.

El método más utilizado por adolescentes suicidas es el ahorcamiento, estrangulamiento o sofocación (85.5 y 76.1% respectivamente), el segundo método en el caso de los varones fue el disparo con arma (7.8%); mientras que para las mujeres fue el envenenamiento por gases, vapores, alcohol y plaguicidas (14.3 por ciento).

El lugar donde llevaron a cabo el suicidio fue principalmente la vivienda particular (76.1 por ciento). 

El suicidio es un fenómeno complejo, debido a que influyen diversos factores de riesgo de tipo biológicos, psicológicos, sociales, entre otros; sin embargo, puede ser predecible a través de la conducta suicida (ideación, planeación e intento), indica el INEGI. 

El suicidio puede ser provocado por trastornos de la personalidad, depresión, consumo de alcohol o drogas, trastornos de estrés postraumático, esquizofrenia, cuestiones estresantes como relaciones interpersonales conflictivas o problemas financieros. Por cada cuatro suicidios de hombres ocurre un suicidio de mujer. Aunque, diversas investigaciones indican que son las mujeres quienes con mayor frecuencia presentan tanto la idea como el intento suicida, y entre los factores de riesgo que se encuentran asociados a esta conducta se encuentra la violencia.

A nivel mundial,  un millón de personas se suicida cada año y diez millones lo intentan.

México es uno de los países de América Latina con más altos índices de suicidio en jóvenes y las causas más comunes son las depresiones, las relaciones afectivas deterioradas y la falta de comunicación de los hijos con sus padres. 

Óscar Sánchez, psiquiatra e investigador de la Facultad de Psicología de la UNAM indicó que en los últimos tres años la tasa de suicidio en menores de 15 años se elevó en este país de 8.3 por ciento a 11 por ciento en el caso de varones y del 12.1 por ciento a 16.5 por ciento en el de las jóvenes.

En 2008, la Montaña ocupó el quinto lugar en la tasa nacional de suicidios, siendo Guerrero uno de los estados que ocupan un alto índice de violencia y suicidios en adolescentes, lo cual se traduce en una sociedad enferma en cuanto a salud mental y trastornos de ansiedad, según ese mismo año afirmó en una entrevista a un medio estatal, Amelia de la Paz García, especialista en el tema.

Cuando existe la tendencia al suicidio, existen algunas conductas que pueden ser un indicativo de ello, como que las personas regalen sus pertenencias, hablen acerca de marcharse o dejar todos sus asuntos en orden, también los cambios repentinos de comportamiento, pérdida de interés en actividades que solían disfrutar, comportamientos autodestructivos como tomar alcohol en exceso, consumir drogas ilícitas o hacerse cortaduras en el cuerpo.

Alejarse de las amistades y no querer salir, tener dificultad en el colegio o el trabajo, hablar acerca de la muerte o suicidio, hablar sobre sentirse desesperanzado o culpable, cambiar hábitos alimenticios o de sueño, también pudieran ser algunas de las señales de alerta.

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). El código HTML no está permitido.

  • Twitter
  • Pinterest
  • Facebook
  • Instagram
  • Youtube
  • Google plus

contacto

  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
  • (33) 36158790
No memes
Top