Cecilia Written by  Aug 29, 2017 - 82 Visitas

Humpty Dumpty

 

 

El poder no es un medio, sino un fin en sí mismo.
George Orwell.

La sabiduría de una simple rima infantil de Charles Perrault, incluida en Histoires ou contes du temps passé, avec des moralités, obra publicada en 1697 y que en su contraportada tuvo como título anexo Contes de ma mère l'Oye, con el que fue mejor conocida; refleja claramente lo que en México sucede: la ausencia de contrapesos.

      En Inglaterra vieron impresa esa copla infantil por vez primera:

          Humpty Dumpty estaba sentado en un muro,
          Humpty Dumpty sufrió una gran caída.
          Ni sesenta hombres, ni sesenta hombres más
          pudieron a Humpty arreglar jamás.

     Años después, en 1810, se publicó una versión más moderna.

          Humpty Dumpty se sentó en un muro,
          Humpty Dumpty tuvo una gran caída.
          Ni todos los caballos ni todos los hombres del Rey
          pudieron a Humpty recomponer.

     El único partido capaz de ser contrapeso en México, era el PAN, y no por despreciar a la izquierda y todas sus múltiples corrientes, así como a los partidos creados ex profeso para distraer votos.

     Clan político que cayendo en la mediocridad, entregándose totalmente al nuevo presidencialismo, prefiere lamer las botas de Enrique Peña Nieto que conformarse —realmente— en la oposición responsable que necesita Jalisco y ahora sí, todo el país.

     George Owen, periodista y escritor inglés, en su libro La rebelión de la Granja retrató perfectamente la fuerza corrompedora del poder.

     Acción Nacional aguardó 61 años en la oposición, perseguido en absurdo por el poder preponderante, pero contando con mentes brillantes que daban luz, y se identificaban, con los intereses de muchos ciudadanos que se consideraban oprimidos o presionados por un poder absolutista.

     Desde su fundación, Manuel Gómez Morín, uno de los siete sabios y ex rector de la Universidad Nacional de México, conformó un grupo hegemónico que quería ser el contrapeso del PRI. En una entrega ciudadanizada por los votos y un poco de ayuda —el llamada fuego amigo—, teniendo como candidato a un carismático Vicente Fox, en 2000 obtuvieron la Presidencia.

     ¿Dónde está ese PAN?

     Se subió a la pared del poder y, al igual que Humpty Dumpty, cayó y se rompió. Un cascarón que cada día se fragmenta más. Que carece de liderazgos reales, porque todos están preocupados por inundar su molino, no importa que sean las mulas del Partido Revolucionario Institucional.

     Muchos se convirtieron en unos reales Zanco Panco, pequeños huevos —muy a la Huevo Cartoon­— llenos de confeti, torpes y pequeños como en la rima de Perrault, estrellándose una y otra vez, sin la capacidad de regresar a sus orígenes, porque les dieron un poder que no supieron conservar por avaricia, soberbia y, sobre todo, por falta de unidad.

     Son huevos antropomórficos, personajes dignos de cuento que presentan historias que cada día los disminuyen en credibilidad ante los ciudadanos, esos que alguna vez les creyeron.

     No todos los panistas están en el hoyo pero, también hay que decirlo, cada día son menos. Y cuando no son capaces de renunciar porque no les dan los lugares “que merecen”, en un facsímil moral deciden bailar con profesionales del tubo, e intentar corromper —con millonarias sumas— a sus correligionarios, o simular apoyo a los blanquiazules, para terminar teñidos de naranja.

     Y cómo explicar que destituyeran a su coordinador de legisladores federales, Luis Alberto Villarreal García, o que ahora en el Senado remueven a su vicecoordinador, José María “Chema” Martínez, todo porque se negó a respaldar las iniciativas del Presidente Enrique Peña Nieto, por cierto priista.

     Promovido con su propio fuego interior, ese fenómeno también tiene aliento externo y el poder de colocarlo en todos los medios dominados, con textoservidores y comunicadores serviles que con “exclusivas”, muestran un PAN decrepito.

     Bueno, habrá que darles crédito también a jóvenes con iniciativa, como los tan cuestionables Neonazis. Así como los diputados que querían emular a diestros de la pista, como Roberto y Mitsuko.

     Sin olvidar funcionarios como Sergio Eguren Cornejo y Rafael Miguel Medina Pederzini, auténticos reyes del pancracio con un gusto exacerbado por los glúteos bien formados y cierta manía por manosear a la mujer ajena, que en la tierra del mundial en turno, fueron a mostrar lo civilizados que son.

     En Jalisco no podían faltar, porque aquí no se cantan mal las rancheras. Es un reflejo clonado del paraíso nacional, ese que tiene a sus Evas y serpientes tentadoras.

     Panistas que renuncian a sus años de militancia, como Abraham González Uyeda o Macedonio Tamez. Otros que ocuparon altos cargos, son acribillados por el fuego amigo, como Guillermo Martínez Mora, por su “terquedad” de exhibir a cientos de pilotos experimentados del Congreso local, que cual aves fénix vuelan, pero que nunca laboran devengando sus sueldos.

     A pesar de que muchos militantes del PRI afirman que les conviene un PAN fortalecido, que disminuya las capacidades de recolección de votos del Movimiento Ciudadano, eso en la realidad, no sucede.

     Es como si hubiera una muralla china donde, cual lemmings, cientos de Humpty Dumptys se lanzaran al vacío. Sin guía, pues Gustavo Madero Muñoz es, un Pinocho del PRI, para seguir en la trama de los cuentos infantiles. Sin rumbo, pero dispuestos a ser recolectados como toneladas de peces de la laguna de Cajititlán. Intoxicados por esa corrupción para la que, al igual que el virus del Ébola, no se ve que exista una cura efectiva, porque sus antídotos no cuentan con cuadros y, mucho menos, con buenos ejemplos.

     Es triste el panorama, porque los cascarones de esta realidad la pagamos, todos los ciudadanos, con gobiernos negligentes que confiados en su dominio abusan y olvidan que su función es: la de servir.

Imagen: 


Más en esta categoría: « Mendigos Trompetilla »

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). El código HTML no está permitido.

  • Twitter
  • Pinterest
  • Facebook
  • Instagram
  • Youtube
  • Google plus

contacto

  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
  • This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.
  • (33) 36158790
No memes
Top